¡La seguridad infantil no es negociable!

Los más pequeños necesitan nuestra protección. Damos la máxima prioridad a la seguridad de nuestras figuras para el juego y las fabricamos únicamente con materias primas absolutamente inocuas. Cooperamos con laboratorios independientes que comprueban si el material de las figuras respeta a nuestros pequeños lo suficiente para entrar en sus habitaciones. Solo si son aprobadas pueden comenzar el juego. Incluso nuestros proveedores de material están sometidos a los más estrictos controles para que los niños puedan jugar contentos. Cumplimos con creces la Directiva Europea del Juguete 2009/48/CE, la norma DIN EN 71 y la norma internacional de juguetes ASTM F963-2008.

Pero la calidad no comienza con la selección del material. Para hacer rugir a un león y ladrar a un perro, primero se necesita una idea y un primer borrador al que se le pone mucho amor y mucha dedicación en la planificación. Muchas veces no somos nosotros quienes damos el primer empujón, sino los propios niños, que son el verdadero centro de atención. Una vez encontrada la idea, elaboramos los primeros bocetos utilizando modelos de la naturaleza, tanto de forma digital como tradicional con modelos de cera. Podemos tardar hasta dos meses en este paso en el caso de animales muy complejos como un dinosaurio, lo que demuestra la meticulosidad con la que trabajamos en el diseño.

Cuando estamos satisfechos con el diseño hasta en el pelo más ínfimo y la escama más pequeña, pasamos ante el ojo crítico de los expertos. Desde los zoológicos nos brindan ayuda comprobando nuestro primer modelo y prestando atención a todo, desde corazón a riñones pasando por todas las demás peculiaridades y características de las respectivas especies animales. Solo una vez que todos están satisfechos, hemos alcanzado nuestro objetivo: una reproducción de la naturaleza que contiene pasión y corazón, además de conocimientos científicos. Con ello creamos la oportunidad para que los más pequeños jueguen con alegría y aprendan entusiasmados sobre su propio entorno y las maravillas de la naturaleza.

Back to top