Cada día es especial

Queridos padres y donadores de regalos:

En el mundo ajetreado de hoy en día, estoy orgullosa de trabajar para una empresa que apoya principios bien establecidos, tradicionales y de eficacia contrastada. Los tiempos cambian y somos capaces de seguir el ritmo de los cambios con nuestras figuras de Schleich y nuestras colecciones, que desarrollamos constantemente. De esa manera, incluso después de 80 años, continuamos ofreciendo a los niños juguetes que significan algo para ellos y que les mantienen entusiasmados.

Con nuestras figuras realistas, nuestras colecciones inspiradoras y las historias basadas en ellas, promovemos de manera muy activa la relación de los niños con la naturaleza, su diversidad y su fascinación. Al mismo tiempo, cuando juegan con nuestros productos reales y tangibles, estamos ayudando a los niños a desarrollar sus habilidades motrices y otras habilidades importantes para un desarrollo saludable. El aprendizaje con nuestros productos mediante el juego, siempre atrae el interés de los niños – el juego nunca se convierte en algo excesivamente “instructivo”.

Las infinitas cartas y dibujos que recibimos de nuestros fans nos demuestran a diario que avanzamos en la dirección adecuada. Eso me hace sentir bien y tengo la sensación de que estoy contribuyendo positivamente a la sociedad junto con todos los empleados de Schleich. Ver cómo se iluminan las miradas de los niños, observar el orgullo de nuestros diseñadores cuando crean figuras reales como la naturaleza misma, y la alegría de haber desarrollado algo “tangible” son ahora fuentes de motivación para mí y así continuar inspirándome en el futuro.

¡Espero que vosotros y vuestros hijos disfrutéis descubriendo nuestro diverso mundo de Schleich!

Atentamente,
Dirk Engehausen (CEO)