Nuestra Promesa

Con nuestros productos de Schleich, los niños aprenden mientras juegan cómo son realmente los hábitats naturales de los animales y cómo se relacionan los unos con los otros. Al mismo tiempo, aprenden sobre la convivencia responsable entre los humanos y los animales.

Consideramos que nuestros juguetes poseen un gran valor educativo para los niños. Les ayudan a estimular la creatividad y la imaginación, dan forma a su comportamiento social y promueven su desarrollo. Nuestras figuras únicas benefician tanto a niños como a padres. Diseñamos nuestras figuras poniendo atención en cada detalle desde el primer boceto hasta el diseño final de nuestras realistas figuras. Cada una de nuestras ellas es única y está pintada a mano. Creemos que los niños se dan cuenta de esta particularidad. Las figuras de animales se transforman en amigos leales y en compañeros indispensables en las habitaciones de los niños. Cada día concebimos nuevas ideas con pasión para cultivar un vínculo maravilloso y duradero con tu hijo. Así pues, encontrarás figuras apropiadas con su propio hábitat para los gustos y edades de todos los niños en las coloridas estanterías de Schleich. Día tras día, nuestro objetivo es convertirnos en una empresa que ilumina las miradas de los niños con sus productos y que, al mismo tiempo, despierta interés entre los padres.